miércoles 13, enero 2016 - Noticias

Con motivo de la celebración del Día del Baloncesto Navarro, Basket Navarra Club instauró hace dos años el reconocimiento a una persona relevante en la historia del basket foral. En sus dos primeras ediciones, este premio recayó sobre el técnico José Luis Abaurrea y la exjugadora profesional Reyes Castiella, y este viernes será el jugador navarro Israel Aranaz el homenajeado.

Aranaz (Pamplona, 02/07/1975 -40 años-) se formó en la cantera del Club Baloncesto Maristas y desarrolló la mayor parte de su carrera en las filas del Alvecón en la Liga EBA -entre 1996 y 2006, con un paréntesis de un año (2003-2004) en el Eivissa de la Primera División-. También jugó en el Megacalzado Ardoi, de nuevo en EBA (2012-2013), antes de ejercer como entrenador ayudante de Aitor Alonso en el equipo de Zizur Mayor.

Aranaz fue el máximo exponente del baloncesto navarro cuando no existía un proyecto de alto nivel en nuestra Comunidad, siendo un referente para muchos jóvenes jugadores que aspiraban a seguir sus pasos. Y como la clase nunca se pierde, el navarro aún sigue dando muestras de su indiscutible calidad a nivel aficionado en las filas de Liceo Monjardín. “Yo soy el joven del equipo, me llaman el júnior”, señala entre risas.

¿Qué supone para usted este reconocimiento?

Realmente no me lo esperaba. Ya estoy más o menos desvinculado del baloncesto profesional, y recibir este homenaje por parte de Basket Navarra, un club al que nunca he pertenecido y nunca he estado ligado más que como aficionado, me hace ilusión. Espero pasar una tarde bonita el viernes.

israel3¿Sigue a Planasa Navarra?

Sí, suelo estar bastante atento. Si no puedo ir al pabellón, suelo mirar resultados y estadísticas en la prensa y en Internet, intento estar al tanto de la situación del equipo.

En el momento álgido de su carrera no existía un proyecto como el de Basket Navarra Club. ¿Le hubiera gustado jugar en una categoría como la LEB Oro con el equipo de su tierra?

¡Desde luego! Si hubiera existido esa posibilidad me habría gustado estar. Al menos lo habría intentado, y si es en el equipo de la tierra, mucho mejor. En aquella época el baloncesto profesional no estaba implantado aquí, no te planteabas el jugar en categorías LEB porque no era algo factible. Ahora, tener un equipo como Planasa Navarra en LEB Oro permite a jugadores cadetes y júnior tener unas miras más ambiciosas. Es un referente importante.

¿Cree que goza de buena salud el baloncesto navarro?

La verdad es que he estado bastante ausente durante varios años, aunque ahora conozco un poco más las categorías inferiores del baloncesto navarro porque han empezado a jugar mis hijos. Creo que se está trabajando muy bien desde la Federación, hay un mayor seguimiento de las categorías de base, un programa de tecnificación para chavales con proyección, y eso es algo muy bueno y que puede dar resultados. De hecho ya los está dando, ahí tenemos a Iñigo Zabalo, por ejemplo. Se están haciendo las cosas con sentido y el basket navarro está cada vez más profesionalizado, aunque en cuanto a número de fichas andemos más justos, sobre todo de chicos. En resumen, creo que el basket de nuestra Comunidad goza de buena salud.

 

FOTOS: DIARIO DE NAVARRA

[En la primera, Aranaz viste la camiseta del Alvecón durante un partido de la temporada 2002/2003 ante Colmenar Viejo. La segunda, por su parte, corresponde a la campaña 2001/2002]

 

PROXIMO PARTIDO

VS

JORNADA 4  |  Liga LEB Plata 17-18

Basket Navarra – Real Murcia Baloncesto

Viernes 20 de octubre (20.30 horas)

Pabellón Universitario (Pamplona)

 

RESULTADOS LEB PLATA