En A Coruña, tampoco (74-70)

Planasa Navarra cayó en su visita a la pista del Leyma Basquet Coruña (74-70) y sigue sin obtener la merecida recompensa a su buen trabajo. Al igual que en los tres partidos anteriores, el equipo compitió hasta el final y bien pudo llevarse la victoria, pero volvió a irse de vacío para sumar su cuarta derrota consecutiva.

Los verdes fueron superiores a su rival en la primera mitad, pero un momento de desconcierto en el tercer cuarto y una mala gestión de los últimos instantes del partido les condenaron ante un rival montado en el tren de la confianza con destino a la zona noble de la clasificación. La historia se repite una vez más para Planasa Navarra: buenas sensaciones sin premio. Pero las derrotas pesan, y ya va siendo hora de acompañar la buena imagen con buenos resultados para recuperar el terreno perdido.

El duelo en Riazor nos dejó un primer cuarto vibrante, con ritmo vertiginoso y mucha anotación por parte de ambos equipos. Los ataques se sucedían en un toma y daca rápido del que los de Sergio Lamúa salieron vivos gracias a su gran acierto exterior. Cinco triples anotados por Sergio Rodríguez -2-, Quique Garrido, Iñaki Narros y Joaquín Bonhome permitieron al cuadro navarro concluir el primer acto con empate (21-21).

La igualdad se mantuvo en el segundo periodo, aunque Planasa Navarra logró abrir cierto hueco en el marcador (22-28, 26-33) gracias a una muy buena defensa, siendo clave el cierre del rebote atrás. El canario Sergio Rodríguez -MVP del partido con 19 puntos y 22 de valoración- se echó al equipo a sus espaldas para mantener la renta, aunque un triple sobre la bocina del local Ángel Hernández recortó distancias al descanso (37-39).

No sentó bien el parón a Planasa Navarra, que tras el paso por los vestuarios encajó un 14-4 de parcial (51-43) que obligó a Lamúa a parar el partido y reorganizar a los suyos. La desconexión visitante duró lo que tardó Iñaki Narros en anotar un triple y Óliver Arteaga -muy bien defendido en la primera mitad- en hacer su primer punto (51-47). Y aunque el Leyma Basquet Coruña volvió a abrir hueco, una postrera reacción de los navarros, con un nuevo triple del capitán, dejaba el luminoso en 56-52.

Los de Lamúa trataron por todos los medios de recortar diferencias en el último cuarto, y lo consiguieron reponiéndose bien a un dañino triple de Burjanadze (65-60) para igualar la contienda por medio de Garrido y un resucitado Óliver Arteaga (65-65). Sin embargo, fue remar para morir en la orilla: una canasta de tres de Joan Creus y un mate de Ángel Hernández (70-65) a un minuto del final fueron la sentencia. Cinco puntos de Garrido dejaron el marcador final en 74-70 para desolación de los navarros.

El parón navideño debe servir a Planasa Navarra para despejar la mente, cargar pilas y volver a por todas el miércoles 30 de diciembre (21 horas) en el último partido de la primera vuelta ante Cafés Candelas Breogán en el pabellón Anaitasuna.

ESTADÍSTICA

 

Patrocinan estas noticias: