miércoles 10, diciembre 2014 - Noticias

Se repitió el guión del partido del viernes ante el Peñas Huesca. Planasa Navarra tuvo que volver a remontar para vencer por la mínima en la pista del Leyma Basquet Coruña (60-62). Los verdes fueron a remolque en el marcador durante casi todo el encuentro, pero nunca tiraron la toalla y en el último cuarto dieron el zarpazo definitivo en tierras gallegas para poner fin a una racha de dos salidas consecutivas sin sumar.

Una canasta de Pablo Almazán a dos segundos de la bocina resultó decisiva para lograr la octava victoria del curso, un triunfo espectacular que permite al equipo navarro afrontar la jornada de descanso con la tranquilidad que da estar en lo más alto de la clasificación de la Adecco Oro.

El encuentro comenzó con un cuadro local muy acertado en la anotación. Jesús Castro lideró a los suyos firmando ocho de los diez puntos con los que se colocaron en ventaja en los primeros minutos (10-2). Pero en cuanto los navarros se pusieron el mono de trabajo en defensa y emergió la figura de Hernández-Sonseca la diferencia en el marcador se minimizó: el pívot madrileño anotó diez puntos para acercar a su equipo hasta el 19-16.

El segundo periodo se puso en marcha de la peor manera posible, con dos triples consecutivos de Burjanadze. El Leyma Basquet Coruña dominó el rebote, lo que le permitió lograr una renta notable (29-19) mediado el periodo. Los de Sergio Lamúa, sin embargo, demostraron una vez más que saben sufrir y volvieron a meterse en el partido de la mano de un acertado Pablo Almazán y un combativo Jorge Romero. Así, y merced a una desafortunada última jugada, los locales afrontaron el descanso tan sólo con seis puntos de ventaja (36-30).

El tercer cuarto fue para olvidar. Estático y espeso en ataque, Planasa Navarra sólo pudo sumar ocho puntos en este tramo de juego. Eso fue aprovechado por su rival para lograr la máxima ventaja del partido (+16, 50-34). El último cuarto comenzó con 12 puntos de renta para los locales (50-38), pero fue entonces cuando cambiaron las tornas y fue al cuadro naranja a quien se le hizo pequeño el aro.

Con ayuda de un gran Miki Servera, el omnipresente Almazán rompió el atasco de los verdes para comandar un parcial de 2-15 que el propio alero granadino culminó con la canasta de la victoria en un final de infarto. El Leyma Basquet Coruña pudo decantar el partido a su favor en la última posesión, pero no hubo tiempo para ello y el octavo triunfo voló a Pamplona. Y es que este Planasa Navarra nunca se rinde, aunque pinten bastos.

Este fin de semana toca descanso, y el próximo partido será el jueves 18 ante el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en el polideportivo de Carranque (21.00 horas).

ESTADÍSTICAS

 

PROXIMO PARTIDO

VS

PRETEMPORADA | 2017-2018

CB Valle de Egüés – Basket Navarra

Viernes 22 de septiembre (20.00 horas)

Polideportivo de Maristas (Sarriguren)

 

RESULTADOS LEB PLATA