sábado 5, marzo 2016 - Noticias

Otro final de infarto en el pabellón Universitario no pudo tener un nuevo final dulce para Planasa Navarra, que cayó derrotado con un ajustado marcador (82-84) en la visita a Pamplona del Barcelona Lassa B.

Fue un partido similar al último ante el Unión Financiera Oviedo, incluso más plácido para un Planasa Navarra que llevó el dominio del juego y el marcador con relativa comodidad durante la mayor parte del mismo. Sin embargo, el buen trabajo de los verdes se vio empañado por unos breves minutos de desconcentración que abocaron el encuentro a un final no apto para cardiacos. Y así como la anterior vez la moneda cayó de cara, esta vez tocó cruz.

Los primeros instantes del partido no hacían presagiar nada bueno (0-5), pero los navarros pronto entraron en calor y con un parcial de 11-0 (11-5) dejaron claro que iban a vender cara su piel, sin temor a un rival de la entidad y calidad del filial del Barça. En esos momentos se vio exactamente lo que quiere Carlos Frade: intensidad y presión alta en defensa, transiciones rápidas y mucha movilidad y frescura en ataque -esto último logrado gracias a las continuas rotaciones-. Todo eso, acompañado por un gran acierto, permitió a Planasa Navarra mantenerse con ventaja en el luminoso durante todo el primer cuarto hasta el 28-25 con el que se llegó a la bocina.

La tónica se mantuvo en un segundo periodo que arrancó con un 9-3 que llevó a los navarros a la máxima renta del partido (+9, 37-28). La siempre decisiva presencia de Óliver Arteaga en la pintura y la puntería desde el perímetro de hombres como ‘Yari’ Korolev mantenían al equipo con ventaja, mientras el Barcelona Lassa B aguantaba en el partido haciendo la goma y sin llegar a recortar diferencias de forma clara. Al descanso, 45-40.

Fue en el tercer cuarto cuando Planasa Navarra mostró sus primeras lagunas defensivas, que derivaron en un parcial de 0-10 (del 58-49 al 58-59) que dio alas al filial azulgrana. Aunque los verdes recuperaron la concentración tras unos instantes de zozobra, a partir de ahí se vivió un baile de fallos y aciertos -destacar los triples de Iván García, Guille Justo e Iñigo Zabalo- que se tradujeron en el 64-65 con el que se llegó al último parón.

Los de Carlos Frade comenzaron bien el último cuarto, anotando con facilidad y volviendo a gozar de interesantes ventajas en el luminoso (68-65, 80-76). Sin embargo, el equipo mostró una endeblez defensiva impropia en los momentos clave, lo que unido a un mal trabajo en el rebote defensivo llevó el partido a un final apretadísimo y muy emocionante. 80-81 a falta de un minuto, 82-81 a 47 segundos del final, y 82-84 con una última posesión para los locales. Y con el Universitario en pie y conteniendo el aliento, el último lanzamiento -el que forzaba la prórroga- no entró. Salió cruz y la victoria viajó a Barcelona de forma cruel y muy dolorosa (82-84).

La siguiente oportunidad para sumar un triunfo llega el próximo viernes (21.00 horas) en la pista del Ourense Provincia Termal. Queda mucha LEB Oro por delante, hay que seguir trabajando.

Foto: Iñaki Porto

ESTADÍSTICA

 

PROXIMO PARTIDO

VS

JORNADA 5  |  Liga LEB Plata 17-18

Arcos Albacete Basket – Basket Navarra

Sábado 28 de octubre (19.30 horas)

Pabellón del Parque (Albacete)

 

RESULTADOS LEB PLATA