miércoles 11, noviembre 2015 - Noticias

La buena racha de Planasa Navarra se vio frenada en el polideportivo de Pumarín, casa del Unión Financiera Baloncesto Oviedo (72-63). Los de Sergio Lamúa no pudieron obtener un resultado positivo en un partido que tan sólo duró dos cuartos, lo que tardó un acertado conjunto local en encarrilar su victoria a base de triples.

El extraordinario acierto exterior del cuadro de Carles Marco sacó del partido demasiado pronto a los navarros, quienes tiraron de amor propio en la recta final del encuentro para, a base de carácter, intensidad y buen juego, maquillar un resultado demasiado desfavorable. Lo visto en ese último cuarto debe servir al equipo verde para levantar la cabeza con dignidad y mirar al frente con confianza de cara a una nueva batalla, la que se disputará dentro de cuatro días en Pamplona.

Por lo demás, pocas conclusiones se pueden sacar de un partido que estuvo condicionado desde el primer momento por la impresionante puntería de Oviedo desde el perímetro. La primera mitad fue una pesadilla para Planasa Navarra, quien se topó con un rival muy serio en defensa que, además, no fallaba desde larga distancia. El principal protagonista del mal sueño de los de Lamúa fue el norteamericano Jordan Swing, quien firmó 16 de los 40 puntos que anotó su equipo en los dos primeros cuartos, la gran mayoría a base de triples.

Los navarros intentaron mantenerse vivos tras un primer cuarto que concluyó 20-6, y protagonizaron un amago de reacción tras el primer parón con un parcial de 0-7 para colocarse a nueve puntos (24-15). Sin embargo, todo fue inútil ante el festival de triples del conjunto asturiano, que dio un recital desde la línea de tres -9 canastas anotaron desde ahí, 5 en el segundo periodo- para dinamitar el encuentro. Eso, unido a su buen trabajo defensivo tapando líneas de pase y cerrando el rebote, permitió al cuadro local irse al descanso con +20 (40-20).

Un 7-0 en el primer minuto y medio de la reanudación (47-20) terminó por finiquitar un encuentro desigualado. Los minutos finales, no obstante, sirvieron para ver al Planasa Navarra de verdad, ese que defiende con intensidad y es capaz de anotar con facilidad al mover el balón con criterio para encontrar los espacios. Era demasiado tarde para dar un susto, pero al menos ese buen trabajo sirvió para endosar a Oviedo un parcial de 13-0 que dejó la diferencia final en el luminoso en nueve puntos (72-63).

El equipo verde tratará de retomar la senda del triunfo este domingo (18.00 horas) en el pabellón Anaitasuna ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

ESTADÍSTICA

FOTO: Oviedo Baloncesto

 

PROXIMO PARTIDO

VS

JORNADA 5  |  Liga LEB Plata 17-18

Arcos Albacete Basket – Basket Navarra

Sábado 28 de octubre (19.30 horas)

Pabellón del Parque (Albacete)

 

RESULTADOS LEB PLATA