La tercera tendrá que esperar

Planasa Navarra no pudo lograr su tercera victoria consecutiva al caer en el Anaitasuna frente al Ribeira Sacra Breogán (68-71) en un partido en el que se vio superado en todo momento por el líder de la Adecco Oro, que con este triunfo en Pamplona sigue encabezando la clasificación contando todos sus partidos por victorias.

Los navarros no realizaron un buen encuentro, cometieron muchos errores y sirvieron en bandeja el triunfo a su rival. El equipo gallego, sin embargo, sufrió para ganar merced a una reacción de última hora de los verdes, quienes recortaron distancias en el luminoso y a punto estuvieron de dar la sorpresa al final.

Los de Sergio Lamúa no saltaron al parqué tan enchufados como en los últimos partidos y pronto se vieron por detrás en el marcador. Breogán, además, contó con el gran acierto del pívot Mamadou Samb, que se erigió en total protagonista y con tres triples colocó a los gallegos con una ventaja de +16. Planasa, sin embargo, consiguió rehacerse para ponerle emoción al encuentro mediado el segundo cuarto (26-28) y tomar el camino a los vestuarios sólo cinco puntos por debajo (30-35).

Por desgracia, los errores se repitieron al comienzo del tercer cuarto y Breogán volvió a ampliar su renta hasta un +15. Los navarros no se rindieron y consiguieron reducir esa distancia a menos de diez puntos, pero el líder logró imponer su calidad y apenas sufrió. Al menos hasta los últimos cinco minutos, cuando dos triples de Narros y otro de Miki Servera levantaron a la hinchada haciéndole soñar con el milagro. A 20 segundos del final, los verdes estaban tres abajo (65-68), pero su rival supo jugar sus cartas y terminó llevándose un ajustado y sufrido triunfo.

ESTADÍSTICAS

 

 

Patrocinan estas noticias: