miércoles 23, marzo 2016 - Noticias

Planasa Navarra recuperó el partido pendiente ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, pero la victoria sigue aplazada (90-83). La primera de las cinco finales del equipo navarro en su carrera por la permanencia en la LEB Oro se saldó con derrota en el Multiusos Ciudad de Cáceres. Un resultado que mantiene a los de Carlos Frade en la última posición de la tabla. Eso sí, una cosa está clara: #EsteEquipoNuncaSeRinde.

Planasa Navarra desperdició en Cáceres su bala en la recámara para abandonar el denominado ‘farolillo rojo’ y comprimir aún más la pelea en la zona peligrosa de la clasificación. Los verdes desaprovecharon una oportunidad de oro, y lo hicieron de forma muy dolorosa. Porque después de remontar un marcador adverso en un segundo cuarto excelso, y tras mantener su ventaja en torno a los 10 puntos en un buen tercer acto, los fantasmas aparecieron en el último periodo -una vez más- para mandar al equipo a la lona de forma inexplicable.

El cuadro navarro supo sobreponerse a la sensible baja por lesión de Óliver Arteaga y a un dubitativo comienzo de partido para presentar sus credenciales en el Multiusos a base de triples. Dos canastas de 3 puntos de Iñaki Narros, una de Guille Justo y otra de ‘Yari’ Korolev lanzaron a Planasa Navarra (12-18), pero una gran reacción del Cáceres Patrimonio de la Humanidad en la segunda mitad del primer cuarto, con un parcial de 12-0, dejó el marcador en 31-22 en el primer parón.

Los 31 puntos recibidos en el primer periodo empañaron el buen trabajo en ataque realizado por el equipo de Carlos Frade. Un buen desempeño ante el aro rival que continuó en un segundo cuarto que se convirtió en un recital de Planasa Navarra en cuanto los navarros se pusieron las pilas en defensa, con intensidad y agresividad. Los de Ñete Bohigas estuvieron más de 5 minutos sin anotar, lo que unido al enorme acierto de los visitantes desde el perímetro se tradujo en un parcial de 5-28 que encarrilaba la victoria (36-50).

Los locales lograron maquillar un sonrojante marcador en los últimos minutos antes del descanso (44-53). Los navarros, por su parte, se vieron espoleados por su buen hacer y se mantuvieron firmes y sólidos en el tercer cuarto sin que peligrase su buena renta en el luminoso, que se mantuvo cercana a los 10 puntos hasta la bocina (61-71). Destacar el gran papel de Maodo Nguirane en este acto, supliendo con acierto y buen juego a Óliver Arteaga en la pintura.

Nada hacía presagiar la debacle que se produjo en los últimos diez minutos. Y es que 5 puntos consecutivos del Cáceres Patrimonio de la Humanidad para abrir el último cuarto (66-71) provocaron un inesperado cortocircuito en el equipo navarro, que comenzó a jugar de forma precipitada y se convirtió en una máquina de perder balones para dar alas a un rival que protagonizó un 13-0 y dio un paso de gigante hacia el triunfo (74-71).

A pesar de que un triple de Iván García volvió a poner por delante a su equipo (74-76), éste ya había caído presa de los nervios propios de su situación clasificatoria. Y en una nueva demostración de endeblez mental ante las adversidades -como la que ya tuvo lugar en Lleida el pasado viernes-, Planasa Navarra cosechó una dura derrota (90-83). Los navarros lo intentaron y lo pelearon hasta el final, como siempre, pero no fue posible.

Planasa Navarra afrontará su segunda final en la lucha por la salvación este domingo (12.00 horas) ante el Quesos Cerrato Palencia en el pabellón Universitario. El equipo regresa a casa después de tres encuentros lejos de Pamplona, y será fundamental el apoyo de la afición para sumar un triunfo que no se puede aplazar más. Ganar o ganar.

ESTADÍSTICA

Foto: Antonio Martín

 

PROXIMO PARTIDO

VS

JORNADA 5  |  Liga LEB Plata 17-18

Arcos Albacete Basket – Basket Navarra

Sábado 28 de octubre (19.30 horas)

Pabellón del Parque (Albacete)

 

RESULTADOS LEB PLATA