Planasa Navarra no puede con un correoso Peñas Huesca

Planasa Navarra se vio sorprendido por un buen Peñas Huesca y cayó derrotado (73-67) en su visita a tierras oscenses. Así, la ansiada 15ª victoria del curso para los de Sergio Lamñua tendrá que esperar al menos una semana más, y con ella la clasificación matemática del equipo para el play-off de ascenso.

El cuadro navarro cuajó un partido gris. Infiel a su estilo y falto de la concentración necesaria en algunos tramos del partido, se vio superado de principio a fin por un rival que fue mejor. Pese a todo, los verdes -aunque en Huesca vistieron con su segunda equipación, de color negro- tuvieron opciones hasta el final, si bien terminaron sucumbiendo ante un rival que se llevó el triunfo de forma merecida.

Estuvo igualado el primer cuarto, con un Planasa Navarra que saltó al parqué con fuerza (2-6) pero pronto bajó el pistón para ver cómo el equipo local volteaba el marcador e incluso lograba una buena renta (14-8). El Peñas Huesca jugó muy cómodo con el luminoso a favor, y ante un rival que no mostró la intensidad defensiva habitual supo mantenerse por delante hasta el primer parón (22-17).                                                                                                                                                                                                                                            En el segundo cuarto llegó el atasco de Planasa Navarra en ataque, lo que aprovechó el equipo de Quim Costa para abrir más brecha merced a un muy buen baloncesto con transiciones rápidas y un ritmo endiablado. Dirigidos por un omnipresente Van Oostrum, los de Huesca llegaron a colocarse 14 puntos arriba (38-24), una ventaja que fue minimizada hasta los 9 puntos (42-33) gracias a la aparición de un acertado Albert Moncasi antes del descanso.

Salió arrollador el equipo de Lamúa tras el paso por los vestuarios, neutralizando la renta local y llegando a colocarse por delante (42-43) impulsado por un 2+1 de Albert Moncasi -el pívot catalán concluyó el partido con 22 de valoración tras anotar 15 puntos y capturar 9 rebotes- y un triple de Joaquín Bonhome. Sin embargo, en un mal minuto, dos canastas de tres del Peñas Huesca y un robo dilapidaron el buen trabajo del cuadro navarro y los locales volvieron a alejarse en el luminoso (+7, 50-43).

Una falta antideportiva de Miki Servera puso la diferencia en 10 puntos (60-53), aunque por suerte un 2+1 del expeñista Jorge Romero dejó el marcador en el 60-53 al final del tercer periodo.

El Peñas Huesca tenía el partido bajo control, y pareció finiquitarlo al volver a recuperar una ventaja de 12 puntos (65-53) en los primeros instantes del último cuarto. Entonces Planasa Navarra sacó a relucir su casta y su amor propio para acercarse peligrosamente a su rival (71-66), poner los nervios en la grada y soñar con sacar algo positivo. Pero un error en una entrega en los últimos instantes dio al traste con cualquier opción y dejó el triunfo en casa.

ESTADÍSTICAS

Foto: Pablo Segura (Diario del AltoAragón)

 

Un viaje de vuelta de cinco horas

La anécdota llegó en el viaje de vuelta a casa de la expedición navarra desplazada a Huesca. Una inoportuna avería del autobús mantuvo parado al equipo durante cerca de dos horas a 150 kilómetros de Pamplona . Finalmente, y tras cambiar de vehículo, los navarros llegaron a su destino pasadas las 4.00 horas de la madrugada.

 

 

Patrocinan estas noticias: