Vuelta a la senda del triunfo a lo grande

Un triunfo de equipo. Así se puede resumir la victoria conseguida por Planasa Navarra en la pista de uno de los líderes de la categoría, el Ribeira Sacra Breogán (63-72).

Los de Sergio Lamúa pusieron fin a una racha de tres derrotas consecutivas con un merecido triunfo, el undécimo del curso -y el primero del año 2015-, en una de las canchas más complicadas de la categoría.

Un éxito cimentado a base de intensidad, trabajo y sacrificio que debe servir a los verdes para recuperar la confianza y afrontar con optimismo el futuro. Porque este equipo es capaz de todo: lo demostró en la primera mitad de la competición y volvió a hacerlo en Lugo.

La igualdad fue la tónica dominante en el primer cuarto, con un Planasa Navarra que le imprimió al juego mucha intensidad defensiva para colocarse por delante en el marcador durante buena parte de los minutos. Si bien la ventaja visitante llegó a ser de cinco puntos mediado el primer periodo (9-14), éste terminó con una exigua renta para los verdes (20-22).

breogan-planasa 2El Ribeira Sacra Breogán salió enchufado en el segundo cuarto, y con un parcial de 9-0 metió el miedo en el cuerpo a un Planasa Navarra que se mostró dubitativo, sobre todo en ataque. Pero tres canastas consecutivas de Pablo Almazán, Andreas Schreiber y Miguel Ortega rompieron la sequía anotadora del cuadro navarro, que recuperó la confianza, volvió a poner intensidad y logró igualar el choque (36-36). Lástima que un triple de Álex López pusiese en ventaja al equipo gallego justo antes del descanso (39-36).

Los locales pusieron tierra de por medio en el tercer cuarto, cuando llegaron a disponer de la máxima ventaja del partido (+11, 50-39). El acierto de Osvaldas Matulionis desde la línea de 6.75 catapultó a su equipo -el alero lituano anotó 12 puntos en apenas seis minutos-, aunque Iván García, con tres triples, puso la réplica para mantener vivo a Planasa Navarra (55-46).

El último cuarto de los navarros fue, sencillamente, para enmarcar. La buena circulación de balón se vio premiada con un gran acierto exterior, lo que permitió a los verdes igualar la contienda e incluso ponerse por delante (59-61) a falta de cinco minutos. Joaquín Bonhome, Iván García, Jorge Romero, Miki Servera, Dani Bordignon… todos realizaron un trabajo sensacional para mantener la ventaja ante un rival que apretó pero se vio superado tanto en ataque como en defensa.

Y Pablo Almazán se sumó a la fiesta con dos triples postreros que certificaron la victoria. Un triunfo justo que llegó como premio a un muy buen trabajo de todo el equipo.

La próxima oportunidad será el viernes 6 de febrero en la pista del Cocinas.com (21.00 horas), porque la semana que viene hay parón por la disputa de la Copa Príncipe de Asturias.

ESTADÍSTICAS

 

Patrocinan estas noticias: