Reyes Castiella: “Que haya gente que aún se acuerde de ti es muy gratificante”

Con motivo de la celebración del Día del Baloncesto Navarro, Basket Navarra Club instauró el año pasado el reconocimiento a una persona importante en la historia del basket foral. En su primera edición este premio recayó sobre el técnico José Luis Abaurrea, y este viernes será la exjugadora profesional Reyes Castiella la homenajeada.

Castiella (Pamplona, 29/12/1965 -49 años-) es una figura importantísima para entender el desarrollo del baloncesto en Navarra. Desempeñó un papel relevante para la evolución del basket femenino gracias a su trayectoria deportiva, tanto en la Comunidad Foral, donde formó parte del histórico Club Baloncesto Navarra (CBN), como en Zaragoza o en Francia, donde jugó al máximo nivel, lo que la convirtió en uno de los exponentes más importantes de la historia del baloncesto foral.

Además, una vez se retiró en el año 2000, Castiella ha seguido vinculada al deporte de la canasta en Navarra entrenando a diversos equipos de base en distintos clubes, y también formó parte como directiva del proyecto de Unión Navarra Basket (UNB). Todavía hoy es fácil encontrarla por las diferentes canchas navarras viendo partidos.

¿Qué supone para usted este reconocimiento?

A estas edades, recibir cualquier premio o reconocimiento es un motivo de mucha alegría y satisfacción. Que haya gente que aún se acuerde de ti es algo muy gratificante.

¿Ve este homenaje como un premio para todas las mujeres que juegan a basket y cuyo trabajo quizá no se valora tanto como el de los hombres?

Sí, claro. Hay muchas más licencias de chicas que de chicos, pero aún estamos a años luz de la igualdad de género en este deporte, aunque yo no me puedo quejar porque disfruté de varios años en la alta competición. Antes, aunque quizá era más difícil que ahora llegar a ser profesional, se vivía un baloncesto femenino de muy alto nivel. Yo llegué a jugar ante 11.000 personas en Zaragoza, y eso ahora es imposible. Por eso me siento una privilegiada y lo llevo con mucho orgullo.

A pesar de que el proyecto de UNB terminó mal, tenemos a varias jugadoras navarras en la máxima categoría del baloncesto nacional: María Asurmendi, Amaya Gastaminza, Naiara Díez y Miriam Goyeche.

Hay muchas jugadoras que están consiguiendo cosas, seguirán consiguiéndolas y mantendrán al baloncesto navarro en la élite. Que estas chicas no puedan jugar en Navarra es malo, por supuesto, pero que al menos estén jugando fuera, dando el callo y llevando el nombre de nuestra tierra con carácter y lucha es algo que me hace estar orgullosa.

Conoce bien el baloncesto de base en Navarra. ¿Cree que goza de buena salud?

Sí, hay muchísimos chavales jugando y eso es bueno. El único defecto que veo es que hay muchos entrenadores que son demasiado jóvenes, yo pondría a entrenadores más curtidos en la base. Pero hacemos lo que podemos con el poco dinero que tenemos, ojalá tuviésemos más.

 

Patrocinan estas noticias: