Sin opciones ante el segundo (93-74)

Dura derrota de Planasa Navarra en la pista del Club Melilla Baloncesto (93-74). Los verdes hicieron un mal partido, se vieron superados con facilidad por el segundo clasificado y, tras la victoria de Prat Joventut en casa del Amics Castelló, ahora están obligados a vencer el próximo viernes (21.00 horas) al Leyma Basquet Coruña en el pabellón Universitario para seguir vivos en la pelea por salvar la categoría.

El triunfo de Prat Joventut comprime sobremanera la zona baja de la clasificación de la LEB Oro, donde a dos jornadas del final de la competición hay tres equipos empatados a 9 victorias: el cuadro barcelonés, Actel Força Lleida y Planasa Navarra. Por desgracia, el basket-average es desfavorable para los de Carlos Frade, factor que les obliga a ganar al menos un encuentro más que sus rivales. Así pues, todo pasa por lograr un buen resultado el viernes en Pamplona en un partido que ya se puede considerar vital.

El encuentro en Melilla no tuvo historia. Planasa Navarra dio facilidades en defensa y fue arrollado por un rival que impuso su gran calidad y además estuvo muy acertado desde el perímetro. Así pues, el encuentro ya estaba casi sentenciado al descanso, y se terminó de decidir en el tercer cuarto. El último sobró.

Y eso que el partido comenzó bien para los navarros, que saltaron muy combativos al parqué del Javier Imbroda y lograron una primera ventaja muy favorable con siete puntos consecutivos de un ex de la casa como Quique Garrido (2-7). Los verdes se mostraban cómodos gracias a su buen trabajo defensivo y a su fluidez en ataque, y alcanzaban el ecuador del primer cuarto con +5 (7-12).

Un gato negro pareció cruzarse entonces en el camino del equipo de Carlos Frade, que cayó presa de la mala suerte para verse encallado en los 12 puntos durante más de cinco minutos. Los verdes fueron incluso protagonistas del ataque más surrealista de lo que llevamos de Liga con una larga jugada en la que el balón se salió cinco veces del aro rival de forma inexplicable. Esa increíble sequía anotadora fue aprovechada por el Club Melilla Baloncesto para, con un parcial de 14-0 cerrar el primer acto (21-12).

Aunque los locales continuaron ampliando su renta en los primeros instantes del segundo periodo (26-12), Planasa Navarra mostró una buena reacción para volver a meterse en el partido con un 0-11 culminado con un triple del mejor de los navarros, Garrido (26-23). A partir de ahí, minutos de igualdad que se rompieron en la recta final del cuarto con tres triples casi consecutivos de Eloy Almazán, Jorge Sanz y Marcos Suka que disparaban al Club Melilla Baloncesto al descanso (45-33).

El tercer cuarto fue un intercambio de golpes del que Planasa Navarra salió mal parado por culpa de su endeblez defensiva y el acierto desde la línea de tres de su rival, quien además hizo mucho daño con rápidas transiciones ofensivas. En definitiva, el Club Melilla Baloncesto impuso su superioridad ante un adversario que poco se pareció al equipo que derrotó al líder el domingo en Pamplona. El tercer acto terminó 73-54, y el último -un mero trámite- sirvió para decidir el resultado final: 93-74. Lo único destacable: la vuelta tras lesión de Óliver Arteaga, quien jugó 21 minutos anotando 19 puntos.

Toca seguir trabajando y corregir errores para que no se vuelvan a repetir el próximo viernes en un partido trascendental. Ante el Leyma Basquet Coruña, en el Universitario, sólo cabe ganar. Una cosa está clara: rendirse no es una opción. Y con el apoyo de la afición seguro que Planasa Navarra conseguirá su objetivo.

¡#EsteEquipoNuncaSeRinde!

ESTADÍSTICA

Foto: Nuria Rioja

 

Patrocinan estas noticias: