Un Basket Navarra de dos caras cae en Granada (68-52)

COVIRÁN GRANADA – BASKET NAVARRA [68-52]

Basket Navarra no pudo sumar su segunda victoria consecutiva al caer (68-52) en la pista del Covirán Granada en un encuentro que tuvo dos mitades muy diferenciadas y en el que tuvo que hacer frente, una vez más, a las adversidades con la lesión del debutante Carlos Almendros.

Poco se pareció el Basket Navarra de los dos primeros cuartos al de los dos últimos. El equipo de Joaquín Prado mostró una buena cara al comienzo pero se fue diluyendo poco a poco tras el descanso, coincidiendo con la mejora de su rival. Y es que el Covirán Granada tardó en entrar en el encuentro, un duelo marcado desde el inicio por el escaso acierto. Sin embargo, los de Pablo Pin mostraron su superioridad en la recta final y se llevaron el partido ante un adversario al que le costó un mundo anotar.

El duelo comenzó con un triple de ‘Max’ Hopfgartner para abrir el marcador (0-3). Fue un aviso de lo que se iba a ver sobre la pista en los primeros minutos: un Basket Navarra intenso y agresivo que iba a llevar el mando en el juego y el marcador con el ala-pívot austriaco como referencia en la pintura. El ’21’ de los navarros, de hecho, fue el autor de los 13 primeros puntos del equipo, los que colocaban un interesante 8-13 en el luminoso.

Los de Joaquín Prado bajaron enteros en los últimos minutos del primer acto, que concluyó 15-17, y el partido se igualó. Continuó esa tónica en el segundo periodo, cuando el Covirán Granada logró colocarse por delante en el marcador por primera vez obligando al técnico de Basket Navarra a parar el partido. Y es que el cuadro navarro comenzaba a desangrarse en el rebote, cediendo numerosas segundas oportunidades a su rival para hacer daño. Aun así, y a pesar de la canasta sobre la bocina del local De Latttibeaudiere antes del descanso (30-27), el equipo se mantuvo vivo.granada-bnc

El guión cambió tras el descanso. Y es que el tercer cuarto no pudo empezar peor con la lesión de Carlos Almendros, que tuvo que abandonar la pista con gestos ostensibles de dolor en la rodilla. El escolta navarro, que acababa de debutar en el segundo cuarto, se lastimó la rodilla afectada anteriormente.

La lesión de Almendros pareció dejar frío a Basket Navarra, que se topó con un rival más intenso y correoso tras el paso pos los vestuarios. El equipo navarro, además, tuvo que lidiar con la acumulación de faltas de sus hombres, cada vez más superados por jugadores rivales como Uta o Bowie, por no hablar del ya mencionado De Lattibeaudiere, siempre peligroso en la pintura. Para más inri, los rojos -vestidos                                                                                                       de negro en Granada- adolecieron de una preocupante falta de acierto que permitió al Covirán Granada ir abriendo distancias hasta el +8 (46-38).

Los locales pasaron a llevar el ritmo del partido y la iniciativa ante un Basket Navarra desdibujado al que se le hizo muy largo el partido. Los de Prado lo intentaron, sobre todo desde el perímetro, pero fueron incapaces de realizar un juego fluido y carecieron del acierto del que disfrutaron la semana anterior ante Torrons Vicens L’Hospitalet. Así, no pudieron recortar la renta granadina y el partido fue muriendo lentamente hasta el 68-52 final.

Basket Navarra buscará resarcirse y retomar la senda del triunfo el próximo viernes (20.30 horas) en el pabellón Universitario de Pamplona, donde se enfrentará al Carrefour ‘El Bulevar’ de Ávila. #IRRENDIBLES

 

COVIRÁN GRANADA (68) Corts (6), Almeida (7), Bowie (8), Bortolussi (6), De Lattibeaudiere (13) -quinteto inicial-, Cobos (5), García (1), Martínez, Uta (12) y Fernández (10),

BASKET NAVARRA (52) Fuentes (7), Poston (2), Narros (7), Hopfgartner (19), Bleeker (6) -quinteto inicial- Zabalo, García (5), Hidalgo (6), Almendros y Yárnoz.

PARCIALES 15-17, 15-10 (30-27), 16-13 (46-40) y 22-12 (68-52).

ESTADÍSTICA

AUDIO | POSTPARTIDO JOAQUÍN PRADO

 

Almendros, pendiente de pruebas

Carlos Almendros se retiró lesionado en el partido de su debut con la camiseta de Basket Navarra. El jugador, con molestias en la rodilla que ya tuvo afectada anteriormente, será sometido a las pertinentes pruebas médicas en Pamplona y posteriormente se informará sobre el alcance de su lesión.

El escolta navarro abandonó la pista con ostensibles gestos de dolor y ovacionado por el público presente en el Palacio de los Deportes de Granada. Tras el partido varios jugadores del Covirán Granada se acercaron al banquillo para darle ánimos en un bonito detalle.

 

FOTOS: COVIRÁN GRANADA

 

Patrocinan estas noticias: