viernes 15, enero 2016 - Noticias

Planasa Navarra cuajó una segunda parte “sobresaliente” -en palabras de su entrenador, Sergio Lamúa- para sumar su séptima victoria de la temporada. El equipo verde recuperó las buenas sensaciones para derrotar a un combativo Amics Castelló (85-81) y completar la gran fiesta que se vivió en el Anaitasuna con motivo del Día del Baloncesto Navarro.

Si se le puede poner esa buena nota a la segunda parte de Planasa Navarra es porque el equipo supo dar el paso al frente que el partido requería después del descanso para frenar a un Amics Castelló que se movía en su salsa en un partido con mucha anotación y poco control. Ahí, en la intensidad y la concentración defensiva tras el paso por los vestuarios, estuvo la clave de un triunfo que sabe a gloria para los navarros, necesitados de buenos resultados para no caer en la desesperanza.

Fue un encuentro trepidante en los dos primeros cuartos. Los de Sergio Lamúa supieron aguantar el ritmo de los visitantes, quienes desarrollaron el juego alegre que les caracteriza, y por eso el partido resultó igualado y con una altísima anotación. Las primeras ventajas de los de Toni Ten (4-10, 6-13) fueron rápidamente neutralizadas desde el perímetro por Iñaki Narros e Iván García, con dos triples cada uno (18-16), para voltear el marcador antes del primer parón (21-18).

DSC_0422Más de lo mismo se vio en un segundo acto en el que Planasa Navarra puso tierra de por medio con seis puntos consecutivos de Maodo Nguirane (27-18). Pero los castellonenses están cómodos cuando se juega a tanta velocidad, y con un gran acierto exterior -como el triple sobre la bocina de Faner- se mantuvieron vivos en el partido. Tanto que se llegó al intermedio con un marcador de 44-46.

“Ha sido un milagro irnos a vestuarios sólo dos puntos abajo”, señaló Lamúa tras el partido. Lo veía claro en el descanso: el partido debía cambiar en la segunda parte, porque de mantenerse el mismo guión el resultado no iba a ser bueno para sus intereses. Y el equipo respondió en los dos últimos cuartos: puso más intensidad en defensa, dejó al Amics Castelló en 13 puntos en el tercer periodo y fraguó el triunfo en un último acto en el que estuvo muy acertado.

Se llegó a los últimos minutos con 58-59 en el luminoso, igualdad que se mantuvo hasta que dos triples de Sergio Rodríguez y un tercero de Iñaki Narros dinamitaron el partido -el capitán navarro fue el MVP, con 25 puntos anotados y ¡34! de valoración-. Con +10 para Planasa Navarra a minuto y medio del final (80-70), aún hubo tiempo para el sufrimiento, pero los verdes pusieron la guinda a su “sobresaliente” trabajo defensivo para no dejar escapar una importante victoria (85-81).

La grada del Anaitasuna, en donde se vivió un ambiente espectacular -la afición, entregada, hizo incluso la ola-,                                                                                   premió el partido de los suyos con una gran ovación tras la bocina. Y los jugadores respondieron igual agradeciendo el gran apoyo recibido en una noche para el recuerdo.

Un resultado que permite a Planasa Navarra afrontar sus próximos compromisos con otra cara, si bien la moral y el optimismo nunca se perdieron porque el equipo siempre ha dado la talla. La semana que viene toca visitar al Peñas Huesca. Será el viernes a las 21.00 horas en la capital oscense.

ESTADÍSTICA

 

Colaboradores

PROXIMO PARTIDO

VS

JORNADA 13  |  Liga LEB Plata 17-18

Basket Navarra – CB Zamora

Jueves 14 de diciembre (20.00 horas)

Pabellón Universitario (Pamplona)

 

RESULTADOS LEB PLATA