Superados (57-93)

BASKET NAVARRA – SAMMIC IRAURGI [57-93]

Un Basket Navarra irreconocible sufrió una contundente y dura derrota (57-93) ante el líder de la LEB Plata, Sammic Iraurgi SB. La fiesta organizada con motivo del Día del Baloncesto Navarro, que llenó de color y calor las gradas del pabellón Universitario, quedó empañada por un mal partido del equipo, que se vio superado de principio a fin por un rival que no tuvo piedad.

“No nos queda más que pedir disculpas a la afición y al club. No hemos sido el Basket Navarra que queremos ser, sino todo lo contrario, y habrá gente que se irá a casa creyendo que somos algo que no somos, lo que nos duele mucho. Pedimos perdón. Ahora toca tener la cabeza arriba y levantarse, porque este equipo ha demostrado en otras ocasiones que sabe hacerlo”. Así de tajante, sin excusas, se mostró tras el partido el entrenador de los navarros, Joaquín Prado. Y sus palabras, con la disculpa ante la afición por delante, son el mejor resumen que se puede hacer de un partido para olvidar.

Y es que el Basket Navarra al que estamos acostumbrados no dio señales de vida ante un Sammic Iraurgi serio y sólido que demostró por qué ocupa la primera posición de la clasificación. Los rojos, de nuevo sin su capitán Iñaki Narros, ausente por lesión, fueron una gris sombra de sí mismos y terminaron siendo arrollados sin paliativos por un rival que supo aprovechar las facilidades con las que se encontró.

bnc-10El encuentro se torció desde el principio, con un Sammic Iraurgi que hizo mucho daño por medio de hombres como Gaizka Maiza, Joseph De Ciman o Timothy Dezelski, sobre todo desde la línea de tres puntos. Los de Joaquín Prado, blandos en defensa y sin la claridad necesaria en ataque, eran incapaces de cerrar la brecha en el marcador, que ya era de 10 puntos concluido el primer cuarto (12-22). Basket Navarra se veía superado en todas las facetas del juego, incluso en intensidad. Eso, unido a la falta de acierto de jugadores que suelen tenerlo, caso de Adrián Fuentes, Dylan Poston o Max Hopfgartner, no presagiaba nada bueno.

Al descanso se llegó con un 26-40 que, a pesar de todo, mantenía con opciones al cuadro local. Todo debía pasar, eso sí, por un cambio radical sobre el parqué tras el paso por los vestuarios. Pero no: lejos de mejorar sus prestaciones tras el parón, el equipo navarro se vino abajo para terminar claudicando antes de tiempo. Resultó clave el nefasto inicio del tercer periodo, con un parcial de 2-10 que colocaba el 28-50 y ponía en bandeja la victoria a los de Azpeitia.

La recta final del partido culminó el despropósito. Basket Navarra, con corazón pero sin cabeza, puntería ni suerte, cayó presa de la ansiedad mientras veía como Sammic Iraurgi se dedicaba a ampliar su renta. No hubo mucha más historia hasta la bocina, a la que se llegó con un doloroso 57-93 que traduce a la perfección lo visto en la pista.

“Esperemos que esto sólo sea un accidente que no se repita”, señalaba Joaquín Prado tras el partido. Con esa intención, y con el objetivo de levantarse para volver al buen camino, afrontará Basket Navarra su próximo reto. Será el domingo (12.45 horas) en la pista de Torrons Vicens L’Hospitalet. #IRRENDIBLES, a levantarse.

__________

BASKET NAVARRA (57) Fuentes (4), Yárnoz, Poston, Hopfgartner (7), Hidalgo (14) -quinteto inicial-, Zabalo (3), Bleeker (11), Vázquez (11) y García (7).

SAMMIC IRAURGI SB (93) Maiza (17), De Ciman (12), Guridi (5), Dezelski (21), Karena (12) -quinteto inicial-, Ramón (1), Arenaza (6), Sherman (13), García (3), Segurola (2) y Astigarraga (1).

PARCIALES 12-22, 14-18 (26-40), 19-27 (45-67) y 12-26 (57-93).

ESTADÍSTICA

AUDIO | Postpartido JOAQUÍN PRADO

AUDIO | Postpartido IKER BUENO

 

Patrocinan estas noticias: