Tumbados en un mal tercer cuarto (90-74)

El partido en el Pazo Paco Paz ourensano terminó demasiado pronto para Planasa Navarra. Los verdes cayeron ante el Ourense Provincia Termal (90-74) a pesar de oponer una buena resistencia durante la primera mitad del encuentro, pero el 31-18 del tercer cuarto fue una losa que dio al traste con todas las opciones de los navarros.

Los de Carlos Frade suman otra derrota y siguen metidos en la zona peligrosa de la clasificación de la LEB Oro, de donde deben salir cuanto antes si desean tener un final de temporada tranquilo. Quedan seis jornadas por delante para reaccionar.

Planasa Navarra comenzó con las ideas claras y puso en problemas a su rival desde el principio con mucha intensidad y un ritmo alto de juego. El Ourense Provincia Termal no se encontraba nada cómodo ante un cuadro navarro que golpeaba una y otra vez liderado en la anotación por un Guille Justo que terminó el primer cuarto con 10 puntos en su zurrón.

Por desgracia, el suculento 15-20 con el que terminó el primer acto se convirtió en un marcador adverso tras el 11-0 con el que arrancó el segundo periodo (26-20). Los de Frade estuvieron más de cuatro minutos sin anotar, aunque en cuanto reaccionaron lo hicieron a lo grande volviendo a meterse de lleno en el partido con canastas de Quique Garrido y Maodo Nguirane (27-26). A partir de ahí el encuentro entró en una fase vertiginosa, con un constante ida y vuelta del que sacó mayor provecho el equipo local con unos acertados Ander Martínez y Maksin Salash para llegar al descanso con 38-35 en el luminoso.

Fue en el tercer cuarto donde se le escapó el partido a Planasa Navarra. Atascado y sin ideas ante el aro rival, el conjunto navarro no pudo mostrarse sólido en defensa -de nuevo completamente superado en el rebote- para mantenerse vivo. El Ourense Provincia Termal anotaba con facilidad y fue ampliando su renta hasta el +14 con el que se alcanzó el ecuador del periodo (55-41). Un triple sobre la bocina del local Diego Kapelan fue la puntilla para los navarros, que afrontaban el último parón 16 puntos abajo tras encajar 31 puntos -y anotar sólo 18- en un cuarto nefasto (69-53).

El último acto no tuvo mucha historia, con un Planasa Navarra que trataba de recortar diferencias con más corazón que cabeza ante un rival que seguía anotando con relativa facilidad, lo que hacía que las distancias se mantuviesen siempre en torno a los 13 puntos. Una buena canasta de ‘Yari’ Korolev y cuatro puntos consecutivos de Garrido hicieron planear la sombra de la remontada verde sobre el Paco Paz (82-72), pero nada más lejos de la realidad: los de Gonzalo García de Vitoria metieron entonces la directa y, de la mano de los veteranos Guillermo Rejón y Pedro Rivero y un joven Ander Martínez colosal, dejaron la victoria en tierras gallegas (90-74).

Tras esta derrota, el partido del próximo viernes (21.00 horas) en el Barris Nord ante el Actel Força Lleida -rival directo en la lucha por salir de la zona peligrosa- adquiere más importancia todavía. Un nuevo encuentro lejos de Pamplona en el que, sí o sí, hay que ganar.

ESTADÍSTICA

 

Patrocinan estas noticias: