Un domingo para volver a ganar

Planasa Navarra quiere volver a la senda del triunfo este domingo (18.00 horas) ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El equipo vio truncada su buena racha en Oviedo, y ahora se pone como objetivo recuperar las buenas sensaciones y sumar la cuarta victoria del curso en el pabellón Anaitasuna.

Que lo de Pumarín tan sólo sea un accidente. Eso es lo que pretenden los de Sergio Lamúa, quienes deberán volver a mostrarse agresivos, intensos y sólidos en defensa para que no se repita lo del miércoles. El último cuarto de aquel partido debe marcar el camino a seguir este domingo y de ahí en adelante.

“Tenemos ganas de conseguir un triunfo para igualar el balance de victorias y derrotas, algo que es importante y más aún jugando en casa. Tenemos que hacer de Anaitasuna una cancha fuerte y no dejar escapar los partidos, porque aquí es donde se va a fraguar buena parte de lo que consigamos esta temporada”, señala el entrenador de los navarros, quien espera hacer valer el ‘factor cancha’ para sumar la cuarta y poner el 4-4 en el balance del curso.

Llega a Pamplona el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, un equipo recién ascendido de LEB Plata que empezó la temporada muy fuerte y ahora atraviesa un mal momento con tres derrotas consecutivas. Los de Antonio Bohigas lo darán todo en el Anaitasuna para poner fin a la mala dinámica que atraviesan, si bien su situación no es preocupante con un balance de 3-4 idéntico al de Planasa Navarra.

“Es un equipo bien armado, con dos bases con mucha capacidad de generación de juego y grandes tiradores en el juego exterior. Tienen jugadores como Rolandas Jakstas que nos pueden crear muchos problemas, tendremos que ser consistentes y agresivos”, indica Lamúa, quien espera un encuentro luchado y competido: “En esta Liga los partidos no se van a ir a diferencias muy grandes porque la igualdad es enorme. Espero un partido de máxima igualdad, pero que el equipo demuestre poco a poco que va creciendo a nivel defensivo y que en ataque pueda abrir brecha”.

Acostumbrado a hacerlo los viernes, Planasa Navarra juega esta vez en domingo. Un cambio de día y hora que no afectará a la asistencia al Anaitasuna, que recibirá a aficionados llegados en autobuses desde Tafalla, por ejemplo. Si el equipo les brinda una victoria, será una tarde perfecta.

AUDIO LAMÚA

 

Patrocinan estas noticias: