Un regalo de Navidad en la prórroga (79-70)

Planasa Navarra recibió el regalo de Navidad más esperado: una victoria. El sexto triunfo de la temporada se hizo de rogar, pero al quinto intento por fin llegó. Y lo hizo en la prórroga de un igualado encuentro ante el Cafés Candelas Breogán (79-70) en el pabellón Anaitasuna.

El equipo navarro volvió a jugársela en un final agónico, aunque esta vez -por fortuna- la moneda cayó de cara. La ansiada victoria, que llevaba cuatro jornadas resistiéndose, llegó curiosamente en el encuentro menos vistoso de los disputados últimamente por los                                                                  de Sergio Lamúa. Si el buen juego exhibido ante Palencia, Melilla o Coruña no obtuvo recompensa, si tuvo premio el ‘trabajo oscuro’ realizado ante Breogán. Y es que, en un duelo táctico hasta el extremo -y quizás poco atractivo para el espectador-, los pamploneses se impusieron gracias a su intensidad y su acierto exterior.

El partido tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera -los dos primeros cuartos- Planasa Navarra fue mejor que su rival, llevando el control tanto en el juego como en el marcador. En la segunda, sin embargo, aparecieron los nervios y la tensión, lo que se tradujo en poca anotación y muchas imprecisiones que llevaron el encuentro a la prórroga. Los verdes -que jugaron de negro, con su segunda equipación- volvieron a mostrarse superiores en los cinco minutos de tiempo extra, y por eso la victoria se quedó en Pamplona. Merecido.

DSC_0369El extraordinario acierto desde el perímetro -con dos triples de Iñaki Narros y un tercero de Joaquín Bonhome- permitió a Planasa Navarra lograr la primera ventaja importante del partido (13-7), aunque el Café Candelas Breogán reaccionó bien mediado el primer periodo para, con un 0-9 de parcial, ponerse por delante (13-16). Un nuevo triple de los locales, esta vez de Guille Justo, volvió a igualar la contienda antes del primer parón (16-18).

En el segundo acto emergió la figura de Maodo Nguirane para colocar a los navarros de nuevo por delante (23-21), posición que no perderían hasta el descanso, si bien los de Lamúa se mostraron incapaces de romper el partido definitivamente y se mantuvieron siempre en torno al +4. Cuando en el tercer cuarto el partido se trabó, los de Lisardo Gómez aprovecharon para volver a voltear el luminoso (51-54).

A dos minutos del final, un triple de Bonhome -el 13º de los locales- hacía la igualada (62-62). Con 63-65 y 8 segundos por delante, el alero cordobés anotó dos tiros libres para volver a empatar (65-65) y forzar la prórroga. En el tiempo extra Planasa Navarra cerró el triunfo, certificado con el 14º triple, obra de Quique Garrido. 79-70 y éxtasis en un Anaitasuna que registró una gran entrada con un excelente ambiente.

Así, con la sexta victoria del curso, se cierra la primera vuelta de la LEB Oro para Planasa Navarra. La segunda se abre otra vez en el Anaitasuna este domingo, 3 de enero de 2016 (18.00 horas). En busca de otro regalo de Navidad.

ESTADÍSTICA

 

Patrocinan estas noticias: