Una bala en la recámara que hay que aprovechar

Planasa Navarra se pone al día este miércoles (21.00 horas) con la disputa del partido aplazado de la jornada 23 de la LEB Oro ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad en el pabellón Multiusos Ciudad de Cáceres.

Una bala en la recámara de la que no disponen los rivales y que los navarros deberán aprovechar sumando una importante victoria para abandonar el último puesto de la clasificación y volver a igualar al Actel Força Lleida. Un triunfo que se antoja esencial en la primera de las cinco finales que le esperan al equipo en la carrera por alcanzar el objetivo de la permanencia.

Planasa Navarra intentará conseguir un buen resultado en Cáceres repitiendo y prolongando durante más tiempo el buen trabajo realizado en la primera parte del último encuentro. “El viernes en Lleida vimos cómo queremos ser y cómo debemos competir. Hicimos un primer cuarto brillante y un segundo bastante bueno, y ahora debemos ser capaces de alargar ese buen juego durante más minutos. Así seremos competitivos contra cualquiera”, indica el entrenador de los navarros, Carlos Frade.

Es precisamente la buena imagen ofrecida en el Barris Nord la que hace que el técnico sea positivo. “En Lleida mostramos una gran mejoría como equipo, una cara brillante que no habíamos visto, y por eso soy más optimista. Ahora debemos dar un paso más”, apunta Frade.

Al entrenador madrileño no le obsesiona la delicada situación del equipo en la clasificación, y aún menos el calendario que tiene por delante. “Yo no miro la clasificación ni pienso en los próximos partidos, lo único que me preocupa es el partido de Cáceres y lo que somos capaces de hacer nosotros”, señala Frade, quien añade: “Nos dan igual las circunstancias y el rival. Debemos hacer las cosas bien, limpiar nuestra cabeza, eliminar todas las interferencias mentales que nos puedan perjudicar y jugar a baloncesto como sabemos”.

El técnico tiene claro que el equipo va a pelear hasta el final por el objetivo de la salvación y que nunca va a tirar la toalla. “No podemos bajar la cabeza. Tenemos que apretar los dientes y mirar hacia adelante con personalidad. Representamos a un club, una ciudad y una región, y debemos hacer que se sientan orgullosos de nosotros en cada partido. En esta tierra se valora mucho el esfuerzo y el compromiso, eso es innegociable y los jugadores lo están haciendo”, asegura.

Sobre su rival de este miércoles, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad -12º clasificado con 12 victorias-, el entrenador de Planasa Navarra afirma: “Tiene un enorme mérito la temporada que está haciendo con todos los problemas de lesiones que ha tenido. Han ganado partidos dificilísimos, han competido casi todos los días y tienen jugadores que han ido creciendo y ahora están con mucha confianza”. “Son capaces de crear peligro desde muchos lugares, con muchas amenazas. Es un rival muy complicado”, concluye Frade.

AUDIO FRADE

 

Patrocinan estas noticias: