“Una buena mezcla” para construir “un buen bloque”

“Un trabajo arduo y muy laborioso a contrarreloj”. Así define el entrenador de Basket Navarra, Joaquín Prado, la labor realizada por el club para configurar la plantilla del equipo para la temporada 2016/2017. Una plantilla que se cierra con la última incorporación del pívot Kevin Bleeker y que, a juicio del técnico asturiano, es “para estar satisfecho”. “Una buena mezcla entre veteranía y juventud” para intentar lograr en el menor tiempo posible el primero de los objetivos del curso: “construir un bloque sólido”, tal y como apunta Prado.

Once nombres conforman la plantilla de Basket Navarra para la ilusionante aventura que está a punto de comenzar en la LEB Plata. Son los bases Iñigo Zabalo y Adrián Fuentes; los escoltas Carlos Almendros, Iñigo Urdiáin y Dylan Poston; los aleros Iñaki Narros, Adrián García y Manu Vázquez; y los interiores Max Hopfgartner, Víctor Hidalgo y Kevin Bleeker queda configurada la plantilla de Basket Navarra para la temporada 2016/2017 en LEB Plata.

DSC_5862“En apenas tres semanas hemos completado una plantilla con once jugadores. Estamos muy contentos, porque entrábamos en el mercado en unas condiciones muy complicadas, tarde y con un presupuesto muy ajustado, y hemos conseguido formar un buen grupo”, apunta el entrenador de los navarros, quien valora positivamente la combinación de veteranía y juventud que se aprecia en el roster 2016/2017 de Basket Navarra: “Hemos conseguido una buena mezcla entre jugadores expertos que ya conocen las categorías FEB, como Fuentes, García, Hidalgo o el propio Narros; y jugadores con muchísima proyección y con hambre de hacerse un hueco a un alto nivel, como los navarros Zabalo, Almendros y Urdián o gente como Hopfgartner, Poston, Bleeker y Vázquez”.

En resumen, “una buena combinación” cuyo principal objetivo a corto plazo es conjuntarse y entenderse hasta formar “un buen bloque”. Los once nombres deben ahora convertirse en un equipo para rendir a buen nivel en una LEB Plata muy exigente. “Falta poner una buena dosis de trabajo, porque casi partimos desde cero. Tenemos mucho trabajo por delante para conseguir un bloque sólido y que compita bien”, señala Prado, quien pide a la afición “un puntito de paciencia” hasta conjuntar todas las piezas. “Será imposible que el equipo funcione al 100% hasta dentro de unas semanas”, aclara.

Lo único claro, por el momento, es que ya están todos los jugadores que deberán pelear en la pista por colocar a Basket Navarra en el lugar más alto posible. Once #IRRENDIBLES que seguro que nos harán disfrutar en una temporada que se prevé apasionante y que arranca en apenas seis días: este domingo (12.15 horas) en casa del Fundación Lucentum.

 

Patrocinan estas noticias: