Victoria “in extremis” ante Ourense por 85-83

El partido dio comienzo con un equipo local que mostraba fallos defensivos. Los rivales supieron aprovechar la oportunidad, pero pronto Planasa se situó por delante en el marcador con un triple de Sanz (10-9). Fue desde el primer cuarto, aunque ya al final, cuando Cabanas volvió a la cancha tras recuperarse de su lesión. El marcador se mantuvo igualado durante los diez minutos, pero los tiros libres de Douglass dieron una corta ventaja local de 4 puntos (25-21).

Los rivales corrigieron los fallos defensivos en el segundo cuarto, acortando así distancias con el conjunto navarro. No obstante, los chicos de Ángel Jareño conseguían mantenerse por delante con un juego ágil, aunque mostrando algunos fallos ofensivos. El marcador se fue al descanso con un resultado de 45-38.

A la vuelta de los vestuarios el encuentro siguió en su línea. Cuando Planasa Navarra conseguía cierta ventaja, los de Rafael Sanz la recortaban con mucha rapidez. Fue a falta de diez segundos cuando el Ourense se colocó por delante en el marcador (58-59).

Un triple de Savitski abrió el último cuarto. Fueron los diez minutos de todo el partido donde más intensidad se vio en ambos equipos. La victoria no estaba decidida. Un triple de Barbour, del Ourense, hizo temblar las gradas al dejar a su equipo a tan solo un punto por debajo del Planasa en el marcador. A falta de 10 segundos, los dos equipos quedaron empatados a 83, y la prórroga parecía asegurada. Pero Douglass tiró a canasta en el último momento antes de que sonase la bocina, consiguiendo así los dos puntos que hicieron que la victoria se quedara en casa.

Patrocinan estas noticias: